Sistema de Gestión de Contenidos (CMS)

Un sistema de gestión de contenidos (en inglés Content Management System, abreviado CMS) es un programa que permite crear una estructura de soporte (framework) para la creación y administración de contenidos, principalmente en páginas web, por parte de los administradores, editores, participantes y demás roles.

Consiste en una interfaz que controla una o varias bases de datos donde se aloja el contenido del sitio web. El sistema permite manejar de manera independiente el contenido y el diseño. Así, es posible manejar el contenido y darle en cualquier momento un diseño distinto al sitio web sin tener que darle formato al contenido de nuevo, además de permitir la fácil y controlada publicación en el sitio a varios editores. Un ejemplo clásico es el de editores que cargan el contenido al sistema y otro de nivel superior (moderador o administrador) que permite que estos contenidos sean visibles a todo el público (los aprueba).

Los primeros sistemas de administración de contenidos fueron desarrollados por organizaciones que publicaban una gran cantidad de contenido en Internet, y necesitaban de continuas actualizaciones; como revistas en línea, periódicos y publicaciones corporativas.

En 1995, el sitio de noticias tecnológicas CNET sacó su sistema de administración de documentos y publicación y creó una compañía llamada Vignette, pionero de los sistemas de administración de contenido comerciales.

La evolución de Internet hacia portales con más contenido y la alta participación de los usuarios directamente, a través de blogs y redes sociales, ha convertido a los gestores de contenidos en una herramienta esencial en Internet, tanto para empresas e instituciones como para personas.

Los wikis y los sistemas groupware también son considerados CMS.

Hoy en día existen sistemas desarrollados en software libre y no libre. En ambos casos es necesaria una implantación para adaptar el gestor de contenidos al esquema gráfico y funcionalidades deseadas. Para ciertos gestores existen muchas plantillas disponibles que permite una sencilla implantación de la parte estética por parte de un usuario sin conocimientos de diseño. El paradigma de este caso es WordPress, gestor sobre el que hay una gran comunidad de desarrolladores de extensiones (llamados plugins) y plantilla (llamados temas).

Entendido como un sistema de soporte a la gestión de contenidos; ya que, en realidad, son las estrategias de comunicación las que realmente llevan a gestionar contenidos y publicidad de forma efectiva; los sistemas informáticos pueden a lo sumo proporcionar las herramientas necesarias para la publicación en línea, o bien incluir servicios de soporte a la toma de decisiones por lo que a la gestión de contenidos se refiere.

El gestor de contenidos se aplica generalmente para referirse a sistemas de publicación, pudiendo subestimarse las funcionalidades de soporte y mantenimiento, en detrimento de las funcionalidades relacionadas con la optimización de los tiempos de publicación. La correcta implantación del sistema, con arreglo a las necesidades del cliente es necesaria, y es necesario entender el proyecto de un portal web en el seno de un proyecto de comunicación estructurado y bien planteado.

La elección de la plataforma correcta será vital para alcanzar los objetivos del cliente, ya que exentan particularidades diferenciales tanto en su adaptabilidad a esquemas gráficos como la posible integrabilidad de funcionalidades y extensiones adicionales.

El posicionamiento en buscadores está relacionado con el volumen de contenidos de un portal y con la forma en la que éste se presenta. Es importante tener eso en cuenta para la estructura del portal para garantizar un correcto posicionamiento orgánico.

 

Dentro de los portales se han realizado procesos de estandarización encaminados a la homogeneización en las interfaces de programación de los mismos de tal manera que un servicio desarrollado para un portal pueda ejecutarse en cualquier otro portal compatible con el estándar. El objetivo es obtener portales interoperables evitando desarrollo propietarios.

Las dos iniciativas más importantes son la Portlet Specification API JSR-168, la Content Repository API JSR-170.

El gestor de contenidos facilita el acceso a la publicación de contenidos a un rango mayor de usuarios. Permite que sin conocimientos de programación ni maquetación cualquier usuario pueda añadir contenido en el portal web.

Además permite la gestión dinámica de usuarios y permisos, la colaboración de varios usuarios en el mismo trabajo, la interacción mediante herramientas de comunicación.

Los costes de gestión de la información son mucho menores ya que se elimina un eslabón de la cadena de publicación, el maquetador. La maquetación es hecha al inicio del proceso de implantación del gestor de contenidos.

La actualización, backup y reestructuración del portal son mucho más sencillas al tener todos los datos vitales del portal, los contenidos, en una base de datos estructurada en el servidor.

Los gestores de contenido se pueden clasificar según diferentes criterios:

Por sus características
Por su uso y funcionalidad
  • Blogs; pensados para páginas personales.
  • Foros; pensados para compartir opiniones.
  • Wikis; pensados para el desarrollo colaborativo.
  • Enseñanza; plataforma para contenidos de enseñanza on-line.
  • Comercio electrónico; plataforma de gestión de usuarios, catálogo, compras y pagos.
  • Publicaciones digitales.
  • Difusión de contenido multimedia.
  • Propósito general.

webgrafia: Wikipedia

La Importancia de la Pagina Web

Algunas consideraciones que debemos tomar al momento de diseñar o mandar a diseñar la página web de nuestra empresa:

  • diseño profesional: la página web de nuestra empresa debe contar con un diseño profesional que proyecte la imagen de una empresa seria (a diferencia de un diseño poco trabajado que podría proyectar la imagen de una empresa informal o austera).
  • diseño atractivo: además de un diseño profesional, el diseño de nuestra página web debe ser atractivo, a tal punto que capte la atención del usuario y lo incite a comprar (en caso de tener dicha opción), o que simplemente lo incite a permanecer el mayor tiempo posible en la web.
  • fácil y rápida navegación: la navegación de nuestra página web debe ser sencilla, de tal modo que el usuario pueda encontrar fácilmente lo que busca y, a la vez, debe ser rápida (debe cargar rápidamente), de modo que evitemos que el usuario pueda decidir irse por falta de paciencia.
  • actualización constante: nuestra página web debe ser actualizada constantemente, de modo que el público sepa que detrás de la página existe siempre alguien que puede atenderlo (a diferencia de una página web poco actualizada, que podría proyectar la imagen de una empresa descuidada).
  • información de productos o servicios: nuestros productos o servicios deben contar con una clara descripción que resalte sus principales características y, de ser posible, incluir imágenes de nuestros productos o de nosotros (o nuestro personal) realizando los servicios.
  • descripción de la empresa: una descripción de nuestra empresa que incluya, por ejemplo, una breve historia de ésta e imágenes de sus instalaciones, podría ayudarnos a crear la sensación de confianza necesaria para que el público se decida por comprarnos o visitarnos.
  • localización: en nuestra página debe estar ubicada en un lugar prominente la dirección física de nuestra empresa, así como indicaciones precisas de cómo llegar a ésta; una buena opción es contar con un mapa en donde podríamos señalar lugares conocidos que puedan servir de referencia para ubicarnos.
  • formas de contacto: no debemos olvidarnos de incluir varias formas a través de las cuales el público pueda comunicarse con nosotros; además de señalar nuestros números telefónicos y dirección de correo electrónico, podríamos incluir también un formulario de contacto y/o un chat en vivo.
  • horario de atención: no debemos olvidarnos tampoco de incluir nuestros horarios de atención; no hay nada peor que un cliente nos haya ubicado en Internet, y que al momento de visitarnos se de con la sorpresa de que no estamos atendiendo.
  • sección de sugerencias: contar con una sección para que el público realice comentarios o sugerencias nos ayudará a obtener información valiosa sobre qué podríamos estar haciendo mal, pero también, a conocer mejor los gustos y preferencias del público.

Posicionamiento web

Básicamente existen dos formas de lograr ello: a través de la búsqueda de enlaces entrantes (enlaces en otras páginas web que apunten hacia la nuestra), y el buen uso de palabras claves (palabras o frases por las que quisiéramos ser encontrados en los buscadores).

Publicidad online

Otra forma de promocionar una página web es haciendo uso de la publicidad online.

Básicamente existen tres formas de hacer publicidad online: a través del alquiler de espacios publicitarios en otras páginas web (en donde coloquemos nuestros anuncios textuales o banners), a través de programas publicitarios (por ejemplo, AdWords), y a través del envío de anuncios o mensajes publicitarios vía correo electrónico.

Redes sociales

Otra forma de promocionar una página web es hacerlo a través de redes sociales tales como Facebook o Twitter.

Algunas formas de promociona nuestra página web en redes sociales son invitando a otros usuarios a visitar un artículo o noticia publicada en nuestra página, comunicando algún evento del cual se puede obtener más información en nuestra web, y haciendo uso de los propios programas publicitarios con que cuentan algunas de estas redes sociales.

Otras página web

Finalmente, otra forma de promocionar una página web es hacerlo a través de otras páginas web.

Por ejemplo, realizando un comentario en un blog en donde al final de nuestro comentario incluyamos la dirección de nuestra página web, participando en un foro en donde igual incluyamos la dirección de nuestra página, o escribiendo artículos para páginas web que nos permitan además de publicar nuestro artículo incluir al final de éste nuestra autoría junto con la dirección de nuestra web.

ventajas de tener una página web

Si tienes un negocio o empresa, o eres un trabajador independiente y aún no cuentas con tu propia página web, a continuación te presentamos algunas de las principales ventajas que presenta tener una página, que terminarán por convencerte de contar con una:

Mercado global

Con una página web tu mercado no se limita a una ciudad, región o país, con una página web tu mercado es el mundo. Contar con una página web te da la posibilidad de llegar a millones de clientes potenciales ubicados alrededor del planeta.

Accesibilidad

Pero además de llegar a millones de consumidores ubicados en distintas partes del mundo, tener una página web te permite promocionar y ofrecer tus productos o servicios las 24 horas del día, los 365 días del año.

Canal de venta

Una página web te puede servir como canal de venta. En vez de que tus clientes tengan que acudir a algún lugar físico en donde puedan adquirir tus productos, podrían simplemente ingresar a tu página y comprarlos a través de ésta sin tener que salir de sus casas.

Acceso a información

Contar con una página web te permite que los consumidores puedan acceder fácil y rápidamente a toda la información que requieran sobre tu negocio, producto o servicio; por ejemplo, las características de tus productos, sus precios, tu número telefónico o tu dirección física.

Fácil comunicación

Además de poder ubicar tus datos de contacto tales como teléfono, correo electrónico y dirección física, una página web te permite que los consumidores puedan comunicarse rápidamente contigo; por ejemplo, a través de un formulario de contacto o a través de un chat.

Realizar consultas

Una página web te permite que los consumidores puedan hacerte cualquier consulta que tengan sobre tu negocio, producto o servicio, ya sea ubicando información en tu página web o poniéndose en contacto contigo a través de ésta.

Mantener comunicación

Tener una página web te permite mantener comunicación con tus clientes (algo fundamental si quieres fidelizarlos); por ejemplo, a través del uso de un boletín electrónico a través del cual les envíes publicaciones periódicas a quienes se suscriban a éste.

Retroalimentación

Contar una página web te permite obtener retroalimentación o feedback, y así conocer las opiniones, impresiones o críticas que los clientes tengan sobre tus productos o servicios; por ejemplo, a través de los comentarios que dejen en tu página, o a través del uso de encuestas online.

Obtener sugerencias

Una página web te permite obtener sugerencias, consejos o recomendaciones de tus clientes o del público en general sobre tus productos o servicios, basta con leer las opiniones que dejen en tu página, o a través del uso de una sección de sugerencias.

Promoción y publicidad

Una página web te permite promocionar tus productos o servicios ya que sirve como una vitrina virtual a través de la cual puedes exhibir éstos, pero también te sirve como sitio de aterrizaje al cual los consumidores sean dirigidos al hacer clic en publicidad tuya ubicada en otras páginas web.

Comodidad

Administrar tu página web no requiere mayor esfuerzo, la puedes administrar desde la comodidad de tu hogar, o desde cualquier lugar que tenga conexión a Internet, tal como un cibercafé, un restaurante o un hotel.

Mínima inversión

Diseñar una página web no requiere mayor inversión. Si no cuentas con suficiente dinero como para contratar un diseñador profesional, y no cuentas con conocimientos en diseño web, puedes hacer uso de algunos programas gratuitos que te ayudan a crear y a gestionar fácilmente tu página.

Bajo costo

Finalmente, para mantener tu página web no necesitas incurrir en mayores costos. Además del mantenimiento de tu computadora y el pago de la conexión a Internet, sólo necesitas realizar pagos mínimos que puedes pagar anualmente, por servicio de hosting y dominio.

Webgrafia: http://www.crecenegocios.com