Infografías, un gran recurso para nuestra estrategia de marketing de contenidos

Cada vez está más extendido el uso de las infografías dentro la nuestra estrategia de contenidos de muchas empresas. Ese conjunto de datos, mezclados con gráficos y simpáticos dibujitos se ha hecho presente en nuestro día a día. Tal es su grado de popularidad, que Google arroja ya más de 13 millones de resultados sobre el término “inphographic”, cifra que va en aumento, puesto que se calcula que cada día crece en un 1% ¿a qué se debe esta proliferación? ¿cuáles son los secretos de su éxito?

Son muy visuales
El 90% de la información que recibe nuestro cerebro es visual, las infografías son una acertada combinación de datos e imágenes; en un formato meramente visual, por lo que se convierten en un potente instrumento para transmitir información. De un solo golpe de vista, se pueden exponer claramente multitud de datos datos.

Transmiten contenido original y de calidad, las premisas básicas del content marketing
Las infografías suelen recoger los resultados de estudios, cifras estadísticas sobre temas de elevado interés y todo tipo de datos principalmente cuantitativos. Los principales temas que se abordan en este tipo de soporte son salud, negocios, política, medio ambiente, tecnología y cultura. Podrías utilizarlas, por ejemplo, para exponer el balance de los resultados financieros de tu empresa, o el ciclo de vida de tu nuevo producto y su índice de penetración en el mercado.

Son piezas únicas de creatividad
El modo en que se presenta la información derrocha diseño e imaginación. No se limita a los típicos gráficos de barras o esquemáticos diagramas de flujo, sino que además se incluyen, casi a partes iguales, dibujos. Concretamente, el peso de los gráficos de barras suele ocupar el 32% del contenido, mientras que los diagramas lineales, en forma de tarta, o basados en dibujos rondan el 25% del total. Se utilizan tipografías creativas, del tipo Sans Serif en el 85% de los casos, e incluso en ocasiones los propios datos pueden estar dispuestos de tal forma que muestren una figura. Algunos son verdaderas obras de arte.

Sirven de gancho para atraer al público objetivo
Es el anzuelo ideal, que captura desde el primer golpe del vista y permite crear la necesidad de saber más, de ahondar en el tema en cuestión, e incluso de saber más acerca de la marca que lo firma. Son una herramienta eficaz para fomentar la reputación y notoriedad de la marca.

Proporcionan los datos de un modo más digerible
Las cifras en estado puro y duro siempre han sido un tanto ásperas. Con este nuevo modo de presentación se facilita en mucho su asimilación. Ya no es necesario que te leas un estudio de tropecientos folios si únicamente te interesa conocer dos datos concretos. Ahora cosultas la infografía y, si quieres ampliar información, ya accedes al estudio completo.

Fomentan la viralidad
Su formato permite que sea muy fácil insertarlas en otras webs; únicamente basta con embeber un código y voilà, ya forma parte integrada del site. Además constituyen el elemento ideal para ser pineable. Inserta tus infografías en tus pinboards y anima a tus usuarios a hacer repin.

Informan y entretienen. Tanto su formato visual, como el modo en que se presentan los datos, o su facilidad de asimilación, dotan a las infografías de un alto valor pedagógico.

Fáciles de hacer. Existen herramientas sencillas que permiten obtener resultados bastante profesionales, además son gratuitas. Tal es el caso deMany EyesVisual.lyHohli, o Wordle. ¿A qué esperas para crear la tuya?

por:  Carmen Santos

 

SEO vs Marketing Digital

Marketing Digital

 SEO y Marketing Digital son dos conceptos totalmente diferentes pero que comparten algo en común. El objetivo principal de las estrategias de SEO es hacer que un producto o  página web aparezca entre las primeras posiciones en los motores de búsqueda.

En el otro extremo el Marketing Digital,  se asemeja más a la comercialización en Internet. Pero con una diferencia, abarca a todo el mundo digital. Técnicamente,  SEO es una de las herramientas utilizadas en un plan de marketing digital.

El marketing digital utiliza una amplia variedad de fuentes digitales para promocionar productos o servicios. Básicamente, se distribuyen  anuncios publicitarios en dispositivos diferentes. Esto incluye dispositivos móviles, sitios web, mensajes instantáneos, SMS, por nombrar solo algunos pocos. El diseño gráfico incluso, es utilizado como parte de una campaña de marketing digital.

Tipos de Marketing Digital

En el concepto más básico se incluyen 2 tipos de marketing digital: Push (algo así como empujar) y Pull (atraer).

1. Push: las técnicas publicitarias que se utilizan en una estrategia de “Push Marketing Digital” tienen como destinatarios los consumidores de medios digitales. Por ejemplo, el uso de SMS o correos electrónicos. La ventaja más grande que ofrece la comercialización de Push o de “empuje” es que el mensaje que se envía al cliente es personalizado. Además realizar el seguimiento de una campaña de este tipo es relativamente fácil y por esto mismo los datos de efectividad son altamente fiables. 

2. Pull: los métodos que se incluyen en una campaña de Marketing Digital de este tipo tiene como finalidad atraer potenciales clientes. El contenido se presenta de manera que los usuarios de un determinado producto accedan directamente a su empresa,  página o web.  En general, hablamos aquí de de productos o servicios que se pueden encontrar en la red. La diferencia con las técnicas Push o de empuje es que los mensajes publicitarios no son tan personalizados. 
SEO vs Marketing Digital                                  

Estos dos conceptos no son completamente diferentes. Los resultados de cada método se pueden medir, sin embargo es mucho más fácil medir la eficacia de una campaña de marketing SEO. Es posible medir los resultados de una campaña de marketing digital, pero la dificultad es que no existen  herramientas de corte claros. En un proceso de SEO, Google Analytics permite obtener  resultados claros en cuanto a eficacia.

Un buen especialista en SEO tendrá en cuenta el público objetivo al construir una página web y al incluir su contenido. El principal objetivo de una campaña de SEO es lograr un buen posicionamiento del sitio o de la página en los resultados de una búsqueda.  Esto hace que la estrategia de los proyectos de SEO siempre se centre en los motores de búsqueda. El objetivo de una campaña de marketing digital es siempre la interacción con un público objetivo.

Marketing Digital y SEO siempre tienen en mente un mismo objetivo crear y fabricar productos para clientes o potenciales clientes y para esto utilizan todos los medios digitales disponibles. Los profesionales de SEO solían centrarse solo en lograr una ventaja competitiva y no tanto en formar parte de una campaña de marketing exitosa. Las cosas están cambiando y los especialistas de SEO ahora también se están concentrando en lograr una buena reputación entre el público objetivo.

Al final, el objetivo de ambas técnicas es asegurarse de que sus marcas, productos o servicios logren un buen posicionamiento en un mercado cada vez más competitivo.